Bienvenidos a nuestro mundo abierto para los blaugranas de todo el MUNDO. un sitio para hablar con libertad y respeto sobre nuestra pasión...el Barça


    La pata coja del Barça

    Comparte
    avatar
    culemurcia
    Logro el SEXTETE
    Logro el SEXTETE

    Mensajes : 2477
    ¿Molo? : 79
    Fecha de inscripción : 03/03/2010
    Edad : 38
    Localización : San Pedro del Pinatar (Murcia)
    05062010

    La pata coja del Barça

    Mensaje  culemurcia

    FC Barcelona, año 2010. Ciento once años de historia y probablemente, nuestro mejor momento deportivo en una valoración global de las secciones: el equipo de fútbol es referente mundial, el de basket el terror de Europa, el hockey brilla con luz propia y el balonmano, pese a quedarse con la miel en los labios, está en un momento de enorme competitividad; incluso el fútbol sala, el hermano pequeño, comienza a dar síntomas de que en un futuro no tan lejano dará algo más que guerra los gigantes del fútbol sala hispano. Una situación enviadiable pues. Además, el factor humano en este Barça es sencillamente impresionante: Pep Guardiola es todo un referente de humildad y trabajo, llegando desde abajo, ligado al éxito más rotundo y junto a él sólo hay que coger algunos nombres, como el de Xavi, el de Messi, dos chavales de casa que llegan a lo más alto o bien el de Manel Estiarte o David Barrufet, dos mitos del deporte mundial, ligados al Barça. Y por sifuese poco, el Barça a nivel de marca y de institución, por su forma de trabajo con las bases, su estilo de juego o su vinculación a los proyectos que van tras el sello UNICEF, es referente incomparable. Toda una luna de miel, a la que se ha unido la afición culé, una masa social tachada muchas veces de fría y arbitraria, y que sin embargo, este año, ha dado muestras enormes de su maduración, porque ver a más de ochenta mil almas el día que el Xerez venía al Camp Nou o escuchar el Camp del Barça sonando atronador en San Siro, cuando el Barça se desangraba, hablan de cómo la afición culé ha crecido en calidad. ¿A dónde nos lleva todo esto? A un presente y un futuro esperanzadores para el club de nuestros amores que, sin embargo, tiene una pata por la que cojea flagrantemente. Como apunté hace unas fechas, teníamos una suerte descomunal, ya que por primera vez la entidad iba a celebrar unas elecciones sin urgencias y en medio de un clima de estabilidad y bonanza global. Esto debería servir para que la carrera por suceder a Joan Laporta al frente de los destinos del FC Barcelona fuese toda una lección de fair play, caballerosidad y barcelonismo democrático, pero a la vista de los acontecimientos, queda claro, cuando falta poco más de unasemana para que el Barça elija un nuevo presidente, que los candidatos distan de estar a la altura del momento brillante que vivimos en todos los órdenes. Empezando por el hecho de la falta de independencia e imparcialidad que sería deseable en el señor Laporta, que no ha dudado en posicionarse en favor del candidato señor Ferrer y en atacar ácidamente al candidato señor Rosell, según se acerca el día de las elecciones, nos hemos visto en un laberinto de acusaciones, denuncias, sospechas, insinuaciones y demás muestrario de actitudes impúdicas, que están convirtiendo la campaña electoral en una verdadera batalla de los egos y las iras, en la que el candidato señor Ferrer aparece como incapaz de ser él mismo y contra más lucha por separar de su sombra lo menos grato del laportismo, más se ve convertido en el chico de los recados del presidente saliente. Y si gris resulta el señor Ferrer, el candidato señor Rosell, el hombre que lleva cinco años preparándose para subir a la poltrona, el señalado por todos como el que sale en la pole position, se debate entre la ausencia total de discurso, en una posición comprensiblemente conservadora, y la incapacidad para evitar que la campaña se le haga muy larga y que más de uno y más de dos empiecen a ver en el brillante y encantador Sandro, más cosas oscuras de las que sería recomendable; tampoco les va a la zaga el candidato señor Ingla, que, dando la imagen de un histriónico profesor de matemáticas con manía persecutoria, se dedica más a tirar tiros a ciegas contra Rosell y todo el que se mueva que en usar sus power point en mostrar al socio que tiene un proyecto de futuro. Y a todo esto, Benedito, el inesperado, va por la campaña como un niño con zapatos nuevos, con la bandera de la alternativa, hablando de ganadores morales y dando estopa, a menor escala claro, porque para algo es el cuarto hombre, por muy ganador moral que sea. Con un panorama así, creo que el barcelonismo está ante una enorme prueba de fe, ya que una baja participación del socio el próximo día trece, aunque comprensible viendo el tragicómico espectáculo de los candidatos, sería un golpe bajo al Barça democrático. Que nadie olvide que un golpe de castigo en forma de abstención, a los dudosos aspirantes, sería en realidad un golpe de castigo al Barça. Pero es que es muy difícil que un trece de junio, domingo, cuando apetece más playa, familia y cerveza, te desplaces a votar. Y es que además, como la parcela deportiva y el banquillo están blindados el proceso electoral, desaparece de un plumazo el morbo de la venta al por mayor de fichajes ilusionantes de jugadores y técnicos. Demos gracias pues, por los siete títulos de las últimas temporadas que han dejado en el extrarradio del primer equipo las discusiones de los molt honorables candidats. Y demos gracias que con un panorama así, al menos el que vaya a entrar y todos los que vayan a votar, tengan claro que lo único que está claro, aunque me redunde, es que la voz aglutinadora del barcelonismo es Pep Guardiola. Como ya pasó con los dos últimos años de Laporta, hemos llegado a un punto que no sé si calificar como triste o como tranquilizador, porque da cada vez más la impresión que el rol de presidente ha ido perdiendo ese rol de abanderado del culé, para pasar este emblema a Pep. Sólo espero pues, que salga quien salga, más que respetar UNICEF, la política de cantera y nuestro modelo de juego, no se desentienda de esto y busque el espacio que ahora mismo ocupa Guardiola en el imaginario culé. Estoy seguro que si pudiesen, y no pueden porque traficar con Pep es tema tabú en esta campaña, y fuesen sensatos, todos prometerían que pase lo que pase, ninguno jugará a ser Pep, porque Pep sólo hay uno. El que entienda, dentro del circo lamentable montado, que será un presidente organizador, pero que la voz la llevará Pep, será, no sé si el ganador, pero sí el candidato que más clara tendrá marcada la línea para ser un presidente a la altura del Barça y del barcelonismo actual.
    Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

    avatar

    Mensaje el Lun Jun 07, 2010 12:20 am  Risto

    Magnifica columna y una vez mas estoy de acuerdo en todo lo que dices, deverian ser unas votaciones placidas y tranquilas y se estan convirtiendo en unas votaciones bocharnosas, espero que gane quien gane no entorpezca el trabajo de Pep y sus pupilos....Saludos y força barça campeon..........

      Fecha y hora actual: Lun Dic 11, 2017 8:58 am