Bienvenidos a nuestro mundo abierto para los blaugranas de todo el MUNDO. un sitio para hablar con libertad y respeto sobre nuestra pasión...el Barça


    Mi admiración por Seydou

    Comparte
    avatar
    culemurcia
    Logro el SEXTETE
    Logro el SEXTETE

    Mensajes : 2477
    ¿Molo? : 79
    Fecha de inscripción : 03/03/2010
    Edad : 38
    Localización : San Pedro del Pinatar (Murcia)
    15042010

    Mi admiración por Seydou

    Mensaje  culemurcia

    Ser clase media no está de moda y en el fútbol ni os cuento. Los de clase media no venden calzoncillos ni coches deportivos más que nada porque el clase media estándar tiene un inconfundible aroma a currante que le incapacita para ser elevado a los altares de las multinacionales y para salir en el anuncio de Nike de turno. Para lo que no te incapacita ser un jugador de clase media es para ganarte elcorazón, el respeto tanto de un técnico como de los aficionados, a veces volubles, a veces caprichosos, siempre exigentes, pero que acabamos por rendirnos a la evidencia del valor impagable de un currante, tras verle hacer miles de kilómetros partido a partido, acabar bañado en sudor y confirmar que en efecto, no venderá calzoncillos, pero siempre está ahí, en el campo para apoyar a un compañero aunque luego éste se lleve los aplausos fáciles y fuera de él para hacer piña, crear vestuario y ser clave en la dificil edificación de un gran equipo. Seydou Keita, nacido en Mali hace treinta años no es un crack como Messi, ni un mago del balón como Xavi o Iniesta. No es un lateral total como Dani Alves ni tiene el duende de Pedro, pero es un currante imprescindible. El pasado mes de noviembre, cuando marcaba un hat-trick ante el Zaragoza, mucha gente se pellizcaba. Lo suyo no es el gol, aunque como culé en estas dos temporadas ha marcado unoscuantos, algunos de bella factura e importancia, como el quinto ante el Lyon o el empate de Múnich. También le recuerdo un gol lleno de valor y empuje en una ajustada victoria en El Madrigal. Keita, uno de los hombres discretos del Barça de las Seis Copas no va a ganar nunca un Balón de Oro, una Bota de Oro o un FIFA World Player pero sí se ha ganado algo más importante: mi admiración, mi respeto. Un jugador que con veintiocho años, costando poco (otro acierto), aterriza en un equipo que maneja unos conceptos futbolísticos en las Antípodas de lo que había conocido a lo largo de su carrera, y que se deja la vida en los entrenamientos por aprender, asimilar e ir creciendo, que luego acepta suplencias, ser el jugador número doce o trece y que siempre está listo para lo que se le requiera, y que al cabo demuestra que si el Keita del Triplete era bueno, el del año siguiente es mejor, regando tan exquisita cena con el buen vino de la discreción y la autenticidad. El pasado sábado, en el Clásico, el malí dio una exhibición sorda y casi imperceptible. Siempre estuvo en el sitio apropiado para cerrar huecos, apoyar a Xavi, a Maxwell, a Messi o a los centrales. No paró de correr y al tiempo, se tiró un par de lujos técnicos, de ésos que sólo parecen al abasto de los vendecalzoncillos. En la madurez de su carrera, uno de los mejores currantes que haya pasado por el Barça en los últimos años, se ve recompensado con una más que merecida titularidad en la que desentona. No lo hizo en el Bernabéu, porque no suele desentonar nunca y tampoco lo hará en lo que queda de Liga y en la apasionante recta final de la Champions. Se lo merece. Su esfuerzo y buena disposición se han ganado al exigente Guardiola y al no menos exigente público culé. ¿Clase media y discreta? Sí, pero imprescindible.
    Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

    avatar

    Mensaje el Jue Abr 15, 2010 3:09 pm  Jevva

    Otra columna para enmarcar, Raúl.
    En el mundo del futbol no siempre se destaca la labor de los "secundarios", y me refiero a secundarios, como los menos mediáticos, vende-camisetas o figuras publicitarias. Ese papel normalmente se otorga o a los más goleadores o a los más guapos y fuertes (sino que le digan a Beckham en su paso en el madrid, que casi salió más en publicidad que en el terreno de juego). Los que venden son los que se llevan la gloria.
    Pero en los grandes equipos figuras de estas hay una, dos, tres, no más. Las que normalmente engordan las arcas y hay que mimar. Pero no forman un equipo entero. No serían nada sin el resto de jugadores que muchas veces juegan para ellos, para que se lleven esa gloria.
    Keita es un jugador que me encanta. Aunque pase a segundo plano es trabajador como el que más. No llenará portadas, no será de los recordados de generación en generación, pero ahí queda su dedicación, que no es poco.

      Fecha y hora actual: Lun Oct 23, 2017 1:58 am