Bienvenidos a nuestro mundo abierto para los blaugranas de todo el MUNDO. un sitio para hablar con libertad y respeto sobre nuestra pasión...el Barça


    Antideportividad

    Comparte

    culemurcia
    Logro el SEXTETE
    Logro el SEXTETE

    Mensajes : 2477
    ¿Molo? : 79
    Fecha de inscripción : 03/03/2010
    Edad : 37
    Localización : San Pedro del Pinatar (Murcia)
    17052011

    Antideportividad

    Mensaje  culemurcia

    Pues sí, podemos dar gracias a la burocrática y recaudadora UEFA de que al final, sólo el bueno de Pinto, con justicia eso sí, se vaya a perder la final de Wembley. La inclasificable denuncia, que en realidad nunca existió, por parte del Realissssimo, ha sido desestimada en su apelación (que tampoco existío, por supuesto, porque un club señor jamás trataría de perjudicar a un rival como vendetta por una derrota sobre el campo con denuncuas y apelaciones destinadas a hacer daño mezquinamente). Aparcado por fin el tema del teatro y el del racismo, sin que ninguno de los implicados-no-denunciados-por-el-Madrid se vaya a perder la final del día veintiocho, creo que es hora de que nos hagamos una pregunta sencilla. ¿Qué es la antideportividad? Lo pregunto porque varios de nuestros jugadores y nuestro entrenador, han sido denunciados y han corrido riesgo real de no poder estar en Wembley a causa de este término.
    A estas alturas, todos en este país saben que Dani Alves, Pedro, Busquets y en general todo el que vista de azulgrana, responde a todos los elementos que identifican a un jugador antideportivo, así va a quedar por obra y gracia de la propaganda oficial, así que ahora sólo queda ver qué reza el punto de vista proscrito, marginado y no oficial.
    Hemos cometido un crimen, gordo, muy gordo y de entrada es lo que debemos asumir; el crimen no es este año, ni el Triplete, ni el 0-3 con aplausos a Ronaldinho sino veinte años globales en los que ganásemos o perdiésemos, hemos competido dejando atrás esas tres décadas de miserias deportivas en las que España se convirtió en país adscrito al fundamentalismo blanco, disfrazado con esa maravillosa palabra, SEÑORÍO, que definía al Real como brillante ganador, noble y bélico a la lid, caballero del honor, bla, bla, bla. No coincido con él en las formas, pero ayer escuchaba una entrevista al ex gerente azulgrana Antón Parera, en la que resumía muy bien al Real Madrid durante décadas: "es muy fácil ser señor cuando ganas, cuando robas y cuando todo está a tu favor". Durante décadas, aquí se asumió como normal lo de Plaza, lo de Saporta y que el Madrid ganase Ligas como churros, que se regalase a los árbitros UEFA relojes de oro antes de partidos importantes de Copa de Europa y que no pasase nada de nada. Cada día tengo más claro que la denuncia contra Villar quizá venga motivada, no porque el Barça lograse privilegios extra, sino porque el Real se los retiraron, aunque no del todo, por cierto. En todo caso, acostumbrado el Realissimo a que el orden natural de las cosas fuese que ellos ganasen, que todo estuviese a su favor, que el Barça llorase de rabia e impotencia, pese a sus desaciertos propios, los últimos veinte años, y sobre todo el último lustro, ha sido sumamente indigesto para una gente acostumbrada a hacer y deshacer a su antojo, a tener todos los privilegios y a que se asumiera que lo normal fuese que el que ganase fuera el Real Madrid, el equipo del señorío.
    El Dream Team sentó las bases de esa ruptura del orden establecido, lo apuntaló el Barça de Van Gaal y pese a la caída a los abismos de inicios de la pasada década, primero el Barça de Rijkaard y luego el de Guardiola, vienen a demostrar que los viejos estereotipos de nuestro fútbol ya no valen, por mucho que tras la final de Copa del pasado mes de abril a muchos se les llenase la boca con lo de que "el viejo Real Madrid ha vuelto" y que cada año nos martilleen con el fin de ciclo, con que al Barça le asalta su viejo demonio madridista y el resto de tópicos absurdos que el nacionalmadridismo mediático quiere perpetuar per "secula secularum".
    A día de hoy, el clima de crispación reinante en nuestro fútbol o mejor dicho, en Madrid, el madridismo más carril y su aparato mediático, no es más que la consecuencia de años de intolerancia a cualquier cambio de lo que había, acentuada y en su clímax tras los cuatro clásicos vividos este año. ¿Los cuatro clásicos han sido el problema? Más bien el problema es que el balance global de los cuatro clásicos ha sido netamente favorable al Barça. ¿Tanto ha ofendido, si venimos del 2-6, el Triplete y la pasada Liga que dejó la superpruducción blanca a cero? Este año era especial, este año, era el año: Florentino Pérez en el palco, Mourinho, el mejor entrenador del mundo en el banquillo y la plantilla más cara del mundo, con Cristiano a la cabeza; ya volvíamos a los viejos valores, al Madrid ganando Copas de Europa sin despeinarse y Ligas con el piloto automático, al Barça ganando una Liga por década y al viejo señorío porque con Mourinho no se podía hacer otra cosa que ganarlo todo, humillando al Barça y dando inicio a una era de poder blanco. Cuando pasa entonces algo que cambia lo que presuponías el orden natural de las cosas, es normal que primero te confundas y acto seguido te cabrees bastante.
    En realidad hemos vivido un año inmundo, ya antes de los clásicos, en el que con Mourinho como director de orquesta, la secta, jugadores a la cabeza repitiendo el mensaje del líder y el aparato mediático haciendo ruido y legitimando dicho mensaje, todo ello con la complacencia del ser superior, señor Pérez. Corrupción arbitral, calendario, rivales entregados, acusaciones de dopaje, todo ha valido con tal de torpedear al Barça y se vaticinaba que los cuatro clásicos serían el fin de la rebelión azulgrana. Como no ha sido así, ya vemos el panorama.
    ¿Y dónde entra aquí la antideportividad? Pues en que ha sido la moneda de cambio del Real y de su entorno en estos meses y sobre todo en el último mes y medio. En este caso, tener a tu servicio al aparato mediático más poderoso ayuda bastante a disfrazar tu antideportividad de hechos legítimos y justificables y a convertir en antideportividad todo lo de tus adversarios. A ninguno de nosotros se nos escapa que dentro de un terreno de juego pasand cosas que oscilan entre la violencia extrema, la presión a los colegiados, los insultos, el fingir lesiones y exagerar entradas, cosas todas que quedan en el campo y de ahí no salen; estos clásicos han demostrado que eso es así, siempre y cuando el Real sea el ganador y de hecho, de estar a día de hoy el Madrid preparando la final de Wembley es bien seguro que nada de lo acontecido en los clásicos hubiese salido del césped, de hecho, si hacemos memoria, el único período de felicidad y alegría vivido en este país durante los clásicos fue la semana que se extendió entre la final de Copa y el 0-2 de Champions en el Bernabéu. En esos días todo fue jolgorio, el anuncio del nacimiento de un Real Madrid que ahora iba a meter cinco al Barça sin despeinarse, desprecios al jnuego de toque y posesión de balón y por supuesto, ni palabra de pisotones, entradas violentas ni nada por el estilo.
    El 0-2 del Bernabéu fue harina de otro costal. De pronto, Wembley se alejaba, Mourinho perdía ante el Barça donde se supone que era imposible que perdiese y por tanto, comenzó la crispación, las acusaciones el mal rollo, el "ya no ajunto a mis compis de selección del Barça", crispación que acentuaron tras el partido del Camp Nou. Desde las horas, hemos visto denuncias, acusaciones carentes de escrúpulos, ganas indisimuladas de hjacer daño al rivla que te ha ganado sobre el césped porque simplemente, ha sido mejor que tú. Cuando uno ve a todo un capitán de la selección española en pleno césped llamando "caradura" al árbitro, al mismo Iker hablando de robos a pie de césped, lo mismo que Cristiano y a malos, pésimos compañeros de profesión, como Ramos, Albiol o el propio Iker, lanzando a los perros acompañeros como Busquets y antes a Piqué, te queda claro que en el Real Madrid y entorno, el debate no es sobre la deportividad o la antideportividad, sino sobre los valores de ese club y la gente que lo conforma. En este momento creo que ya ningún culé es capaz de defender a casi ningún jugador blanco (grande Gonzalo Higuaín, el único que públicamente ha hablado de los clásicos reconociendo la superioridad culé y sin cargar contra compañeros de profesión o árbitros) y menos aún al eterno rival. Antideportividad pues, es Iker Casillas, es Albiol, es Marcelo, es Ramos, es Mourinho, es Florentino Pérez y es ante todo, la intolerancia de un club y sus señoriales componentes a que otro que no sea ellos, logre las victorias para las que su aparato mediático los considera únicos candidatos por derecho divino.
    Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

    Mensaje el Miér Mayo 18, 2011 3:33 am  rikardo montoya

    asi es compañero muy buena columna y coincido plenamente contigo en todos los aspectos!
    lo del madrid es una verguenza la gran mayoria( solo excluyendo a el pipita y di maria) que lo que dijeron fue que el barcelona los habia superado, y aunque dimaria si se llego a tirar varios pisinazos en la serie y reclamaba todas, esas son cosas de futbol y no se dedico a dar patadas a los jugadores cules, lo que es lamentable es que iker, ramos, arbeloa y hasta xabi alonso hayan mostrado esa cara de malos competidores

    Mensaje el Miér Mayo 18, 2011 10:17 am  Risto

    Muy buena columna amigo Raul, en la que coincidimos con todo, antideportividad?, yo creo que le llamo mal perder, en la vida no siempre se gana, hay veces que se pierde, y el verdadero señor, el verdadero señorio, se ve cuando se gana, y cuando se pierde.....SALUDOS Y FORÇA BARÇA CAMPEON.........

    Mensaje el Miér Mayo 18, 2011 5:48 pm  El_Salvador

    Asi es el verdadero señorio se demuestra en las derrotas, los mandriles han mostrado su verdadera cara, son de mal perder y a quedado evidenciado, una pena que ese club haya sido secuestrado por un impresentable portugues.

    Mensaje el Vie Mayo 20, 2011 8:24 pm  ramòn

    ¡Gran articulo Maestro Raúl,envidio(sanamente jaja) tu mente priviligiada.
    La inclasificable denuncia, que en realidad nunca existió,,existio ó no??.
    es muy fácil ser señor cuando ganas, cuando robas y cuando todo está a tu favor". ,esto aplicado al Madrid "es la verdad mas grande que he escuchado en mi vida!.
    Solo le pido a Dios que los merengues (y englobo a todo lo que huela a blanco,club,prensa etc)pasen los mismos agravios que hemos pasado los culés los mismos años que nosotros por engreidos, fanaticos, mal perdedores,ledrones,prepotentes etc,etc,etc.

    Mensaje Hoy a las 12:37 pm  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 12:37 pm