Bienvenidos a nuestro mundo abierto para los blaugranas de todo el MUNDO. un sitio para hablar con libertad y respeto sobre nuestra pasión...el Barça


    Dossier: Finales de Copa Barça Vs. Madrid.

    Comparte

    culemurcia
    Logro el SEXTETE
    Logro el SEXTETE

    Mensajes : 2477
    ¿Molo? : 79
    Fecha de inscripción : 03/03/2010
    Edad : 37
    Localización : San Pedro del Pinatar (Murcia)

    Dossier: Finales de Copa Barça Vs. Madrid.

    Mensaje  culemurcia el Lun Abr 18, 2011 6:53 pm

    Centenario y el más antiguo de los torneos que se disputan en España, la Copa, que ha sido Copa del Rey, del Presidente de la República, del Generalísimo y de nuevo Copa del Rey, es el torneo con mayor encanto y tradición en nuestro fútbol, el torneo de las sorpresas y la que, pese a las desmanes de una Federación que ha maltratado sistemáticamente al torneo del KO, se considera la gran fiesta del fútbol español.
    De manera sorprendente, los dos gigantes de nuestro fútbol sólo se han visto las caras cinco veces en finales del torneo copero, con un balance de tres victorias culés (1968, 1983 y 1990) y dos victorias madridistas (1936 y 1974). En estos más de cien años de batallas coperas, el Barça ha logrado desbancar en las últimas dos décadas al Athletic de Bilbao como genuino Rey de Copas, al alcanzar la cifra de 25 torneos ganados, mientras que el Madrid es tercero en esta clasificación con 17 victorias en el torneo del KO. Por contra, en 9 ocasiones mordió el polvo el Barça en finales coperas, alcanzando el Madrid un saldo de 19 derrotas coperas en finales. La tradición reciente habla de un mayor índice de victorias azulgrana en finales coperas, y desde que se enfrentaron por última vez en 1990, el Barça suma tres conquistas coperas (1997 ante el Betis, 1998 ante el Mallorca y 2009 ante el Athletic) por una derrota (1996 ante el Atlético); el Real ha ganado una final, en 1993 ante el Zaragoza, para perder en 1992 ante el Atlético, en 2002 ante el Deportivo y en 2004 ante el propio Zaragoza.
    En cuanto a la sede de la final, de las cinco finales jugadas entre merengues y culés, dos de ellas se han jugado en Mestalla, con victoria madridista en 1936 y victoria azulgrana en 1990. Las otras finales han tenido como escenario Bernabéu (1968), Calderón (1974) y La Romareda (1983). Respecto a las finales jugadas en Mestalla por cada uno de ellos, el coliseo valencianista es más propicio al Barça, que al margen de la citada derrota en 1936, salió victorioso en las finales de Mestalla ante Atlético (1926, 3-2), Madrid (1990, 2-0), Mallorca (1998, 1-1 y penaltis) y Athletic (2009, 4-1). Por contra el Real ha obtenido una victoria copera en Mestalla, en 1993 al vencer 2-0 al Zaragoza, para perder las finales de 1929 y 1990, ante Espanyol y Barça (2-1 y 2-0 respectivamente).

    A continuación y tras estos datos estadísticos, paso a detallar cómo fueron las cinco finales que Barça y Madrid han jugado en su historia en la Copa, prólogo de la sexta cita entre ambos.

    1936. La última gran parada del Divino

    El día veintiuno de junio de 1936, en Valencia, Barça y Madrid se veían las caras en la final copera. En un año difícil para ambos en el torneo liguero, a la sombra del Athletic, la Copa, epílogo de la temporada se presentaba como tabla de salvación para ambos equipos. Sin embargo eran días convulsos, apenas un mes antes del alzamiento militar que desencadenaría en la Guerra Civil, y el ambiente se presentaba enrarecido, pese a que sobre el campo se veían dos equipos de un potencial innegable, con figuras como Zamora, Balmanya, Escolá, Luis Regueiro o Jacinto Quincoces. La final tuvo un arranque espectacular y en menos de doce minutos el Madrid, que por cierto, dejó de usar en esos años, a causa de la República, el título de "Real", se había avanzado con dos goles de Eugenio y Lecue. Bordeando la media hora, el Barça recortó distancias y el resto del choque asediaría sin suerte la meta madridista. Quizá el momento estelar de la final aconteció al borde del final, cuando con el tiempo cumplido el meta Ricardo Zamora, que jugaba su último partido antes de retirarse, detuvo de manera inverosímil un tiro de Escolá, que aseguró la victoria blanca y motivó que el legendario meta saliese vitoreado por la concurrencia y fuese considerado el protagonista inexcusable de la final.

    Ficha de la final:

    MADRID FC - FC BARCELONA 2-1

    Madrid FC: Zamora,Ciriaco, Quincoces, Pedro Regueiro, Bonet, Sauto, Eugenio, Luis Regueiro, Sañudo, Lecue, Emilín

    FC Barcelona: Iborra, Areso, Bayo, Argemí, Franco, Balmanya, Vantolrà, Raich, Escolà, Fernández, Munlloch

    Árbitro: Ostalé

    Goles:1-0 Eugenio 6’
    2-0 Lecue 12’
    2-1 Escolà 29’


    1968. La final de las botellas.


    Treinta y dos años después, un once de julio de 1968, Barça y Real se volvían a ver las caras de nuevo en una final copera. Eran los años de mayor esplendor madridista, en una década de hegemonía casi total a nivel doméstico, que contrastaba con ser una época de depresión deportiva y económica de un Barça incapaz de hacer frente a un Madrid que contaba eso sí con los favores del régimen del General Franco, que había convertido al club blanco en su particular icono. El Barça, que había vuelto a perder el campeonato liguero en la recta final en beneficio de los blancos, se presentaba en la final con todo en contra, en el estadio madridista, con las autoridades del régimen en el palco y la impresión de que iban como víctimas propiciatorias. Sin embargo la prensa local había calentado el ambiente de la época dando a entender que el mayor riesgo para el Madrid era el colegiado balear Rigó, a quien se acusaba de parcial (¿Os suena, verdad? Nada nuevo se ha inventado...). La final, futbolísticamente, fue rematadamente pobre pese a la calidad de ambos equipos. El Barça, que jugó de un modo conservador y defensivo, vio el cielo abierto cuando apenas con seis minutos, un torpe despeje del defensa blanco Zunzunegui, tras centro de Rifé, acabó en la meta blanca. A partir de ahí, con 0-1, el Barça se parapetó en torno a Sadurní, decidido a defender tan afortunado gol. Una entrada de Gallego a Serena y una acción de Eladio con Serena en el área blaugrana, unida a la impotencia por el resultado, motivó que el público madridista comenzase a mostrar su enfado con el lanzamiento de objetos al campo, principalmente botellas de vídrio que acabaron inundando los aledaños del césped. Por supuesto el Madrid no fue sancionado y las mayores víctimas de la final fueron Rigó a quien se tildó de proculé abiertamente (mientras Franco entregaba la Copa, la gente coreaba "Rigó campeón"), siendo apartado progresivamente del arbitraje desde ese año y Zunzunegui, marginado desde ese día en el club blanco y cuya carrera cayó en el más cruel ostracismo.
    La anécdota de la final se produjo en el palco, cuando tras consumarse la derrota blanca, ante el estupor de las autoridades, la esposa del Ministro de la Gobernación, no ocultó su decepción y acercándose el presidente madridista Bernabéu, le dijo "Santiago, qué desgracia, hemos perdido", todo ello ante la mirada del presidente culé Narcís de Carreras (autor del "El Barça es més que un club"). Ante estas palabras, y viendo el clima de tensión, su esposo el miniestro le dijo a la señora "Ramona, pero felicita al presidente del Barça por la victoria", a lo que ésta añadió "ah sí, es verdad, hay que felicitarlo, porque a fin de cuentas, Barcelona es también España ¿no?". La respuesta de Narcís de Carreras "Senyora, no fotem" (señora, no jodamos) ha pasado a la historia.

    Ficha de la final:

    BARCELONA - REAL MADRID 1-0
    Gol: 1-0 6' Zunzunegui (p.p)
    Barcelona: Sadurní, Torres, Gallego, Eladio, Zabalza, Fusté, Rifé, Zaldua, Mendonça, Pereda, Rexach,
    Real Madrid: Betancort, Miera, Zunzunegui, Sanchis, Pirri, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, José Luis, Miguel Pérez
    Árbitro: Rigó

    1974. Un 0-5 imperdonable.

    Tras catorce años a la sombra y sin saborear las mieles del éxito, el Barça se había sacado la espina ganando por fin el campeonato y haciéndolo además con autoridad aplastante y un juego excelente, en el que el nombre propio era el de Johan Cruyff. Con el holandés volador, que había llegado ese año desde el Ajax de Amsterdam, el Barça había sido amo y señor de la Liga, teniendo su momento culminante en febrero de ese año cuando el barcelonismo se sacó la espina de años de frustraciones con un memorable 0-5 en el estado madridista que reflejaba la superioridad culé. Por desgracia para el Barça, el resultado, toda una afrenta para para ciertos sectores capitalinos, exigía una revancha y la misma llegaría con la disputa de la final copera, en el Vicente Calderón, entre Barça y Madrid, el día 29 de junio. Para el Barça ganar la final era hacer un doblete histórico mientras que para los blancos ganar era salvar un año infausto que había acabado con la destitución de Miguel Muñoz al frente del banquillo blanco y el equipo en mitad de la tabla. El Barça tenía una enorme desventaja cara a la final y era que el reglamento prohibía a los equipos alinear a sus foráneos, con lo que el Barça no pudo alinear ni a Cruyff, ya concentrado con Holanda para el Mundial, ni a Sotil. Huérfano de sus dos cracks, el equipo culé fue presa fácil de un Madrid hipermotivado y de un estadio que hervía con sed de revancha. Bastó un gol tempranero de Santillana para que el Barça se viniese abajo. A inicios de la segunda parte, Rubiñán y Aguilar firmarían dos goles más y Pirri cerraría la cuenta goleadora de la que hasta la fecha ha sido última victoria blanca en una final de Copa ante el Barça.

    Ficha de la final:

    REAL MADRID - BARCELONA 4-0
    Goles: 1-0 7' Santillana, 2-0 48' Rubiñán, 3-0 51' Aguilar, 4-0 82' Pirri
    Real Madrid: Miguel Angel, José Luis (84' Touriño), Benito, Rubiñán, Pirri, Grosso (84' Zoco), Aguilar, Velázquez, Santillana, Del Bosque, Macanás.
    Barcelona: Sadurní, Rifé II, Gallego, De la Cruz, Costas, Juan Carlos, Juanito, Asensi (85' Martí Filosia), Clares, Marcial, Rexach.
    Árbitro: Sánchez Ríos

    1983. El vuelo de Marcos y las butifarras alemanas.

    Un cuatro de junio, La Romareda de Zaragoza citaba a Barça y Madrid para disputarse la Copa. Tras un año que había dejado mucho que desear para ambos, la Copa del Rey era la tabla de salvación para los dos. El Barça, que había echado a Udo Lattek a mitad de temporada y se había traído a César Luis Menotti, con Maradona y Schuster, no había podido pelear la Liga hasta el final y en Europa no había podido renovar el título de Recopa tras caer ante el Austria de Viena. Peor panorama para el Madrid entrenado por Di Estéfano, que en mayo había perdido la Liga en la última jornada en favor del Athletic y la final de Recopa ante el Aberdeen escocés. En una final tensa, violenta a ratos, ya que ambos partidos en Liga habían estado llenos de tensión. A la media parte la victoria era azulgrana tras un buen gol de Víctor, precedido de un pase antológico de Schuster desde cincuenta metros y un no menos control y pase de Maradona. Sin embargo, un error gravísimo de Gerardo a inicios de la segunda parte permitió a Santillana quedarse solo ante Urruti y empatar. A partir de ahí el dominio fue blanco, pero sin traducirlo en el marcador. Todo parecía abocar a la prórroga, cuando en el último minuto, un caracoleo inverosímil del pundonoroso Julio Alberto puso el balón en el segundo palo de la puerta merengue y Marcos entrando desde atrás y en un escorzo imposible cabeceó a la red, provocando el delirio culé y unos cortes de mangas de Schuster a los madridistas.

    Ficha de la final:

    FC BARCELONA - REAL MADRID CF 2-1
    Goles: 1-0 32' Víctor, 1-1 50' Santillana, 2-1 90' Marcos
    FC Barcelona: Urruti, Sánchez, Migueli, Gerardo, Julio Alberto, Víctor, Schuster, Esteban (Morán), Marcos, Maradona, Carrasco
    Real Madrid: Miguel Angel, San José, Metgod, Bonet, Camacho, Angel, Stielike, Gallego, Salguero, Juanito (Isidro), Santillana.
    Árbitro: García Carrión

    1990. El Barça se reafirma en Mestalla.

    Fue uno de esos momentos clave en la historia de un club. El segundo proyecto del Barça comandado por Johan Cruyff iba camino del desastre y una buena parte de la directiva pedía su cese a final de temporada. Sólo Núñez y algunos directivos pedían la continuidad de Cruyff, que tras dos años, había ganado una Recopa, pero fracasado en Liga ante el Real Madrid de la Quinta, que ese año ganaría la Liga con récord de goles a favor y arrasando. Para el Barça, tras caer pronto en la Recopa ante el Anderlecht y perder la Supercopa de Europa ante el Milan de Sacchi, la final tenía un componente de urgencia total, sin embargo el ambiente no era ni mucho menos el mejor; el sistema de Cruyff había sido muy criticado por ineficaz e inseguro y los conflictos del holandés con jugadores como Milla (se quedó fuera de la final al filtrarse que tenía un precontrato con el Madrid), Salinas, Valverde o Soler, unidos a las críticas a Koeman y Laudrup, dos fichajes auspiciados por el técnico holandés, eran la causa de ello. Además, el Barça llegaba a la final tras superar duras eliminatorias ante Athletic, Real Sociedad y sobre todo Valencia.
    La final, el 5 de abril, fue típicamente copera, con un Barça más prudente de lo habitual y un Madrid, en el que se alineaba como titular Schuster, sorprendentemente indolente, con pocas ocasiones para ambos, las más claras para Hugo Sánchez y Butragueño. Sin embargo la acción clave llegó al borde del descanso cuando Hierro se fue a la caseta tras recibir su segunda amarilla. La tensión aumentó cuando los madridistas consideraron que Amor también debió ser expulsado en un lance en la segunda parte. Lo curioso es que mediada la segunda parte, y para evitar que Amor pudiese ser expulsado por una segunda amarilla, Cruyff preparaba el cambio del jugador de Benidorm, suplido por Soler; sin embargo, con Soler ya listo, llegó un momento importantísimo, al lanzar Koeman desde larga distancia un tiro potente y escorado, que forzó a Buyo a tener que rechazarlo, a pies de Txiki Beguiristáin, que centró a Amor que a puerta vacío inauguró el marcador. Desde entonces el equipo de Toshack no tuvo capacidad de reacción y el Barça tuvo varias contras para matar, hasta que un balón porfiado por Soler en el descuento, con fallo de Ruggeri, permitió a Salinas encarar a Buyo y marcar el definitivo 2-0 que daba al Barça además la Copa en propiedad.

    Ficha de la final:

    Goles: 1-0 68' Amor, 2-0 90' Julio Salinas
    Barcelona: Zubizarreta, Aloisio (28' Serna), Koeman, Alexanko, Eusebio, Amor (70' Soler), J.M. Bakero, Roberto, Laudrup, Julio Salinas, Txiki Begiristain.
    Real Madrid: Buyo, Chendo, Fernando Hierro, Ruggeri, Sanchis, Gordillo, Michel (77' Aldana), Schuster,Martín Vázquez, Butragueño (63' Julio Llorente), Hugo Sánchez.
    Árbitro: García de Loza

    El_Salvador
    Logro el SEXTETE
    Logro el SEXTETE

    Mensajes : 2208
    ¿Molo? : 7
    Fecha de inscripción : 05/03/2010
    Edad : 33
    Localización : San Salvador, El Salvador

    Re: Dossier: Finales de Copa Barça Vs. Madrid.

    Mensaje  El_Salvador el Lun Abr 18, 2011 9:43 pm

    Gran columna Raúl un repaso en la historia de esta centenaria copa, sobre esos duelos con el mandril

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 4:08 am